6 de octubre de 2020
#

¿Se puede mejorar la equidad desde las empresas? La mirada de tres líderes empresariales que aceptaron el Desafío 10X

El pasado 24 de septiembre llevamos a cabo un webinar que contó con la participación de Soledad Lama (CEO de Comaco), Mauricio Russo (Cofundador y CEO de Casaideas) y Marcelo Solari (CEO de Kibernum).

Comparte esta nota
Por Desafío 10X

Desde hace casi un año, en medio de un panorama complejo para el país, Desafío 10X ha tenido un objetivo fundamental: consolidar un movimiento empresarial dispuesto a impactar positivamente en la calidad de vida de los trabajadores, a través de la reducción de brechas salariales y mejoras en las remuneraciones.

En la teoría, suena como una idea magnífica, pero en la práctica, ¿es posible? ¿Se puede mejorar la equidad desde las empresas?

Precisamente, esa fue la pregunta que dio pie a un interesante conversatorio que llevamos a cabo el pasado 24 de septiembre, espacio donde decidimos hablar sobre los sueldos en Chile.

Esta instancia fue organizada por Desafío 10X y estuvo moderada por Cristián Mackenna, cofundador de esta iniciativa.

Antes de presentar a nuestros panelistas invitados, Mackenna hizo un breve repaso sobre qué es y qué quiere lograr 10X, cómo sumarse y quiénes, hasta ahora, forman parte de esta iniciativa, algo que tú también puedes saber haciendo click aquí.

Posteriormente, cedió la palabra a tres destacados líderes empresariales que, en primera persona, contaron su experiencia al sumarse a nuestra iniciativa y dieron su mirada sobre la posibilidad de mejorar la equidad desde las empresas:

Soledad Lama - CEO de Comaco y Directora de la Fundación 10X.

 

Mauricio Russo - Cofundador y CEO de Casaideas.

Marcelo Solari - CEO de Kibernum.

Primero que todo, convicción

Para Russo, la clave para dar respuesta a esta interrogante está en una palabra: convicción.

"No es una tarea fácil, pero querer es poder", expresó, al tiempo que recalcó la importancia de "ser consecuentes con el idealismo en las acciones".

En ese sentido, detalló que, tanto a él como a su socia, Desafío 10X "nos parecía una causa justa y correcta", por lo que decidieron dar un paso al frente y presentar un plan al directorio de Casaideas.

"Llegamos al acuerdo de eficientar la compañía para lograr mantener los números que teníamos proyectados y buscar ahorros para subirle la renta a los trabajadores", explicó.

Además, resaltó que es fundamental que todas las gerencias y áreas de la compañía se sumen al deseo lograr el objetivo.

"Todos deben estar involucrados y sentir que es un proyecto de la compañía [...] Hablamos con las gerencias y todas aportaron un granito de arena", añadió.

Asimismo, puntualizó que el mensaje que quisieron dejar claro desde un inicio era el de "bajar los gastos para poder redistribuir de mejor manera en remuneraciones de aquellos que menos ganan".

Russo destacó que, finalmente, en marzo lograron llegar a su objetivo y, al mismo tiempo, dio detalles sobre las acciones y decisiones que tomaron para garantizar el sueldo de sus colaboradores durante los últimos meses, marcados por el golpe de la pandemia.

"Creo firmemente que se puede"

Por su parte, Lama apuntó que son muchos los que quieren generar un cambio como personas y a través de las empresas.

Además, resaltó el tremendo rol que tienen las empresas en la sociedad, destacando que el mercado laboral y la manera de relacionarse al interior de las organizaciones termina siendo un reflejo de dicha sociedad.

Al mismo tiempo, aseguró que cree firmemente en Desafío 10x, "porque invita a mirar cosas que no estamos acostumbrados a mirar".

"Creo que se puede [mejorar la equidad desde las empresas] porque cuando uno conecta con un tema basta con empezar a aprender, mejorar y medir para tomar conciencia y ponerlo en los directorios y en las gerencias para ver cómo lo podemos hacer mejor y empezar a aprender de mejores prácticas", manifestó.

A su vez, expresó que el miedo no debe ser un impedimento para unirse al movimiento impulsado por 10X y ser parte del cambio, ya que "acá van a aprender cómo hacerlo y cómo poder mejorar".

Finalmente, Lama hizo una invitación a las empresas a "tener un discurso consecuente, que sensibilice, con una mirada de mediano plazo hacia donde queremos ir".

Más valor sin dejar de ser competitivos

Al igual que Russo, Marcelo Solari piensa que lo principal para mejorar la equidad desde las empresas está en la convicción, aunque, recalcó, cada caso es particular.

"Primero fue la convicción y después empezamos a mirar los números", contó, explicando que después del estallido social conoció 10X "y me calzó de inmediato".

En el caso de Kibernum, comentó, "el cambio de conciencia y el atreverse" fue muy importante y, agregó, es fundamentel que las remuneraciones formen parte de un ecosistema de equidad.

"Esto no lo hicimos para aparecer en prensa y que la gente hablara de nosotros, lo hicimos porque nos nació, nos hizo mucho sentido y fue muy bonito porque confirmó que una empresa puede tangibilizar la gratitud", recalcó.

Asimismo, Solari apuntó que al ser parte de Desafío 10X también apostaron por "traer más valor a la empresa sin dejar de ser competitivos".

Esto, detalló, sacó a relucir la inteligencia, el compromiso y la creatividad para juntar el dinero necesario para subir los sueldos, cambiando cosas que antes "parecía imposible eficientar o tocar".

Aquí puedes ver el conversatorio.