8 de julio de 2022
#Noticia

Solo el 35% de los trabajadores de grandes y medianas empresas se siente satisfecho con su sueldo

El estudio "Percepciones de los trabajadores y empresarios de grandes y medianas empresas", realizado por Cadem y PwC, ahonda en los desafíos del mundo empresarial para los próximos 30 años y detalla el trasfondo de los altos niveles de desconfianza de la sociedad hacia el sector privado.

Comparte esta nota
Por Desafío 10X

¿Cómo reconstruir la confianza en la empresa? Esta es una de las tantas preguntas ꟷprobablemente la principalꟷ que el estudio Percepciones de los trabajadores y empresarios de grandes y medianas empresas, realizado por Cadem y PwC, pretende responder.

Dicho trabajo se presentó a finales del año pasado y, entre otras cosas, hace especial énfasis en "los cambios que se pueden hacer desde el sector privado para volver a conectar con una ciudadanía que mira con desconfianza".

Básicamente, la fotografía del mundo empresarial que nos muestra el estudio es la de una gran brecha entre la mirada de los líderes organizacionales y la de los trabajadores.

Este contraste se hace evidente al considerar elementos como calidad de vida, satisfacción personal y laboral y las diferentes relaciones de las empresas con la sociedad, los trabajadores y los clientes.

El desbalance de la satisfacción personal

Uno de los primeros apartados que expone la investigación tiene que ver con Satisfacción personal y cómo es percibida por los dos grupos estudiados.

En ese sentido, usando una escala del 1 al 7, donde 1 es nada satisfecho y 7 muy satisfecho, líderes empresariales y trabajadores de grandes y medianas empresas hacen una valoración de diversos aspectos de su bienestar personal.

Preguntados por la satisfacción con su calidad de vida actual, un 81% de los líderes empresariales respondió con una nota entre 6 y 7. En contraparte, apenas un 47% de los trabajadores coincide con esa valoración.

Esta diferencia tan marcada también se evidenció al darle una nota de 6 y 7 a la satisfacción con la vivienda (95% líderes empresariales, 59% trabajadores), con el transporte y tiempo de traslado al trabajo (60% líderes empresariales, 48% trabajadores), con el estado de salud mental (76% líderes empresariales, 47% trabajadores), con el tiempo libre para disfrutar (55% líderes empresariales, 39% trabajadores) y con la situación económica familiar (84% líderes empresariales, 37% trabajadores).

Insatisfacción salarial

El estudio también considera una sección para evaluar Satisfacción laboral, utilizando la misma forma de valoración del apartado que tiene que ver con satisfacción personal.

De las cinco categorías que integran esta parte de la investigación, la que tiene una diferencia más marcada entre lo que opinan  los líderes empresariales y los trabajadores es la de sueldo.

Básicamente, el 71% de los líderes empresariales da una nota entre 6 y 7 a su remuneración, puntaje que en el caso de los trabajadores solo se presenta en un 35% de los encuestados.

Es decir, menos de la mitad de los trabajadores que participaron en este estudio está satisfecho con lo que recibe por su trabajo.

El escenario se hace más crítico en el apartado Preocupación por los trabajadores, donde solo un 42% de los colaboradores afirmó sentirse reconocido por la empresa.

A su vez, casi la mitad de los trabajadores (49%) cree que a ellos les va bien si a la empresa le va bien; afirmación que en el caso de los líderes empresariales alcanza un 88%.

Si una parte importante de quienes ocupan los altos cargos en las grandes y medianas empresas cree que el éxito de la organización beneficia también a los trabajadores, ¿por qué existe la disconformidad por parte de los colaboradores en cuanto a su sueldo?

Ser 10X es compartir justamente el valor que las empresas generan

La parte final del estudio pregunta a líderes y trabajadores cuáles debiesen ser los objetivos estratégicos de la empresa en los próximos dos años.

No sorprende que la respuesta con mayor valoración (64%) por parte de los colaboradores haya sido Mejorar las condiciones de los trabajadores (Salarios/beneficios).

Esto es una muestra de lo necesario que es ir cerrando las brechas salariales en nuestro país, sobre todo en un momento como el actual, donde el panorama económico, afectado por la inflación y el incremento del costo de la vida, perjudica el bienestar personal y familiar.

Sumarse a Desafío 10X es una medida concreta para contrarrestar dichos efectos; es una demostración clara de que las empresas pueden compartir justamente con sus colaboradores el valor que generan.

--

¿Tienes una empresa y quieres ser parte de Desafío 10X? Es muy sencillo. Ya sea que ya cumples con los requisitos o quieres comprometerte a cumplirlos en un plazo máximo de 2 años, ¡inscríbete gratis aquí!