27 de agosto de 2021
#Noticia

La mitad de las personas ocupadas en Chile recibió ingresos menores o iguales a los $420.000 en 2020

El Instituto Nacional de Estadísticas dio a conocer los resultados de la Encuesta Suplementaria de Ingresos, trabajo que caracteriza los ingresos laborales de las personas ocupadas.

Comparte esta nota
Por Desafío 10X

Una de las principales herramientas con las que cuenta el país en materia de medición de ingresos es la Encuesta Suplementaria de Ingresos (ESI), un trabajo anual que es realizado por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

Dicha medición es un módulo complementario de la Encuesta Nacional de Empleo y tiene como principal objetivo caracterizar los ingresos laborales de las personas ocupadas en Chile.

Además, la ESI también considera como objeto de estudio los ingresos de los hogares chilenos provenientes de otras fuentes.

El martes 24 de agosto, como parte de un encuentro virtual realizado por el INE y el Instituto Chileno de Administración Racional de Empresas (Icare), Sandra Quijada, directora nacional del INE, dio a conocer los principales resultados de la ESI.

¿Qué ha cambiado respecto a 2019? ¿Cómo impactó la pandemia? ¿Se produjeron cambios en la brecha de género?

Acá te presentamos cinco datos clave de la edición 2020 de la ESI.

Ingreso medio de la ocupación principal fue de $635.134

Uno de los primeros datos que explicó Quijada fue el ingreso medio mensual de la ocupación principal, ítem que este año se ubicó en $635.134.

En 2019, el ingreso medio fue de $620.528, es decir, durante el último año tuvo una variación del 2,4%. La directora nacional del INE recalcó que esto "se vio incidido por un aumento del 8,8% del ingreso medio para las mujeres".

Asimismo, destacó que esa variación de 2,4% también guarda relación con la disminución del 13,1% de las personas ocupadas.

La mitad de la población ocupada recibió ingresos que no superan los $420.000

Quijada señaló que el 69,4% de las personas ocupadas recibieron ingresos mensuales menores o iguales a los $635.134 (ingreso medio nacional).

A su vez, el 50% de la población ocupada recibió ingresos menores o iguales a $420.000 (mediana nacional).

"La mayoría de la población ocupada se encuentra en el tramo de ingresos de $300.000 a $400.000", añadió la autoridad nacional.

Disminuyó la ocupación en personas del nivel educacional más bajo

Por otro lado, la directora nacional del INE aseveró que entre 2019 y 2020 hubo un efecto en la composición de los ingresos según la distribución del nivel educacional.

"Vemos una disminución significativa de la ocupación en personas con educación primaria y también un aumento significativo en la educación técnica y en los postgrados", manifestó.

En ese sentido, y al ver la distribución por sexo, la participación del nivel educacional más bajo (primaria) cayó tanto en hombres (-2,8%) como en mujeres (-3,1%).

Cayó el promedio de personas ocupadas por hogar

Quijada destacó que el porcentaje de ocupados promedio por hogar disminuyó para la mayoría de los deciles, esto en comparación con 2019.

El número promedio de personas ocupadas por hogar fue significativamente más bajo: 1,16 en 2020 versus 1,39 en 2019.

Además, la directora nacional del INE apuntó que "se observó una mayor concentración de hogares en el primer tramo de ingresos del trabajo (0 a $100.000)".

En ese orden, detalló que los ingresos del trabajo en el hogar pasaron de 899.691 (2019) a 769.864 (2020), lo que representa una disminución del 14,4%.

"Respecto al ingreso total, existe una variación de 6,5% entre 2019 y 2020, una diferencia promedio de $78.742", agregó Quijada.

La brecha de género en 2020 fue de 20,36%

En cuanto a las diferencias de ingresos entre hombres y mujeres, la autoridad nacional explicó que hubo una reducción de 7,7%: Este ítem pasó de 28,06% (2019) a 20,36% (2020),

En pesos, la diferencia en 2020 se traduce a $692.289 (ingreso medio de la ocupación principal en hombres) versus $551.327 (ingreso medio de la ocupación principal en mujeres).

Finalmente, Quijada destacó que las mujeres asalariadas percibieron un ingreso por hora 8% menor que el de los hombres.

¿Qué pueden hacer las empresas para hacer frente a este panorama?

Desde el nacimiento de nuestra iniciativa, el objetivo siempre ha sido que las empresas, de manera voluntaria, contribuyan a reducir la desigualdad compartiendo de una manera más justa el valor que crean.

Que la mitad de las personas ocupadas en Chile hayan recibido un ingreso que no supera los 420.000 pesos es una situación que nos debería preocupar a todos, ya que está muy por debajo de la línea de la pobreza de una familia promedio.

El llamado es a que las empresas se sumen a Desafío 10X comprometiéndose con una de nuestras propuestas, incluso ambas:

-Establecer un sueldo mínimo bruto de 22 UF

-Que la diferencia entre el 10% que menos gana y el 10% que más gana no sea de diez veces.

--

¿Tienes una empresa y quieres ser parte de Desafío 10X? Es muy sencillo. Ya sea que ya cumples con los requisitos o quieres comprometerte a cumplirlos en un plazo máximo de 2 años, ¡inscríbete gratis aquí!